Regresar a todos los árticulos

Las 9 preguntas garantizadas en una entrevista de trabajo y sus soluciones

Has conseguido la entrevista, ¡Felicidades!

Sin embargo ahora viene el paso vital para conseguir el puesto. Es por ello que desde TeRecluta no queremos que te agobies con estas 9 preguntas de entrevista de trabajo. Son las más comunes y es mejor que te las prepares bien. De hecho no solo te mostramos las preguntas clásicas de cualquier entrevista laboral. Además te mostramos la solución correcta para que la plática con el/la recultador/a sea fluida y correcta.

Empezamos.

preguntas entrevista de trabajo

1- Háblame de ti

El clásico de los clásicos. Puede parecer una pregunta simple. Sin embargo te recomendamos que te ciñas al ámbito profesional. Nada de hablar de temas personales (te sorprendería cuánta gente habla de su gato, perro o hijos). 

Es momento de que hables de ti en el aspecto profesional. Explica tus competencias más fuertes, los intereses que tienes, cómo acostumbras a trabajar, las áreas de experiencia en que te manejas. 

Con toda esta información debes tratar de que el entrevistador te considere interesante para el puesto.

2- ¿Por qué quieres cambiar de trabajo?

Esta pregunta es delicada y es preciso que la afrontes directamente y siendo cuanto más honesto mejor. Sin embargo, sabemos que es muy fácil quejarse de tus actuales/anteriores jefes. Pero no lo hagas, bajo ningún concepto, o transmitirás una muy mala impresión. A razón de esto lo que debes hacer es exponer tu experiencia en esa empresa y las habilidades que quieres seguir evolucionando (y que quizás tu puesto actual no te permite hacerlo). 

En caso de que hayas tenido diferencias con tu responsable o algún compañero, no hables negativamente de ello. Indica que tenéis distintas filosofías de trabajo. 

Por último y en caso de que tu trabajo sea tedioso y monótono, explica que tu motivación para el cambio es un puesto de empleo dinámico y retador (por ejemplo un trabajo orientado a resultados o objetivos).  

3- ¿Dónde te ves dentro de 5 años? ¿Y dentro de 10?

Otro clásico con el que el seleccionador quiere comprender tus ambiciones laborales y personales. Aunque, de nuevo, cíñete a lo laboral.

Tu respuesta debe ser medida. Comunícale que tu mayor deseo es crecer profesionalmente, asumiendo nuevos roles en esta o en otra compañía (no es necesario hacer la pelota y decir que quieres estar en su compañía para siempre). Hazle saber que buscas retos que te hagan un mejor profesional.

Por último, no es necesario que concretes que puesto es el que deseas para tu futuro ni tus pretensiones salariales.

4- ¿Cuál es tu principal fortaleza? ¿Y tu mayor defecto?

Para responder correctamente a estas 2 preguntas en una entrevista de trabajo es muy importante autoanalizarse. Esto se debe a que el reclutador buscará conocer acerca de tu capacidad para asumir tus propios errores y cómo consigues corregirlos.

En cuanto a tu principal fortaleza, es el momento de hablar bien de ti. Propón siempre aquella fortaleza que más se adecue con el puesto de trabajo que quieres conseguir. Menciona ejemplos en los que demostraste habilidades de liderazgo, comunicación, organización o la que creas que mejor encaja, tanto contigo como con el puesto en cuestión.

¿Y tu mayor defecto? Lo primero que debes evitar es caer en los cliché; “soy muy perfeccionista”, “demasiado responsable”, “no se desconectar del trabajo”, etc. Lo segundo y único que debes hacer es, después de haberte analizado, explicar una experiencia en la que tu gran debilidad te ha hecho peor trabajador. Entonces es el momento de hacerle saber cómo has enfocado este inconveniente y como has trabajado para mejorar este aspecto. También puedes explicar tu “truco” o “rutina” para convertir esta situación en una fortaleza. Por ejemplo: Imagina que no has trabajado bien en equipo en el pasado. Sin embargo has aprendido que cada vez que rechazabas ideas de compañeros, ahora esperas a poner en práctica sus ideas y mejorar sobre ellas con tus propias opiniones. 

Importante: Se real y honesto/a.

5- ¿Qué experiencia tiene en este sector?

En este caso no es tanto hablar sobre la experiencia general de tu vida laboral. Aquí debes enfocarte exclusivamente en todas las habilidades que has desarrollado en ese sector concreto. También puedes comentar brevemente aquellas destrezas adquiridas en otros sectores que pueden ser útiles para la empresa del entrevistador.

En el caso de que nunca hayas trabajado en el sector para el que has aplicado, entonces, enfócate totalmente en las experiencias que has realizado en puestos similares. También puedes mencionar voluntariados, cursos y prácticas estrechamente relacionados con el puesto a obtener.

6- ¿Has cometido algún error profesional? Si es así, ¿como lo solucionaste?

Sin duda otro clásico de las preguntas en entrevistas de trabajo.

Debes comprender que, con esta pregunta, el entrevistador buscará cuestionar tus decisiones pasadas y su forma de reaccionar ante imprevistos. Sin embargo es una pregunta que puede hacerte el campeón de la selección.

Todos hemos cometido errores. Es normal y el reclutador lo sabe. Es por ello que no debes tener miedo de reconocerlos. Hazle saber cual fue el error que cometistes y las repercusiones que tuvo. Pero por encima de todo, lo que aprendistes de tu fallo.

7- ¿Qué sabe acerca de nuestra empresa?

Esta pregunta es muy habitual. De hecho cada vez lo es más gracias al uso de las redes sociales por parte de empresas pequeñas y medianas. Es por ello que no hay excusa para no poder prepararla correctamente.

Contestar adecuadamente esta pregunta demuestra que el candidato está realmente interesado en el puesto de trabajo. Es decir, que no es sólo una postulación más. Demuestra tu entrega conociendo exactamente a que se dedican, cuánto tiempo llevan en el sector y cómo han evolucionado (si se trata de una empresa de largo recorrido).

Tip: Estudia la empresa previamente a la entrevista.

8- ¿Cuáles son tus pretensiones salariales?

Esta pregunta es vital ya que con ella el seleccionador buscará ver si te encuentras en la horquilla designada por la empresa.

Si eres nuevo en el mundo laboral y, por tanto, no tienes experiencia, te recomendamos que no ofrezcas tan siquiera un rango salarial. Comenta que lo que estás buscando es un “salario competitivo dentro del sector”, aunque lo que más te interesa son los retos laborales que puede ofrecer el puesto.

Si por el contrario tienes dilatada experiencia lo ideal es destacar exactamente eso. Tu experiencia. Lo ideal es que te muevas en rangos y no en cifras concretas. Realiza un rango poniendo siempre en valor la experiencia laboral y tu formación. También recomendamos que te muestres abierto/a a otros beneficios que la organización pueda ofrecerte.

9- ¿Por qué deberíamos contratarte a ti y no a otro/a candidato/a?

Es el momento de venderte. Deja a un lado tus inseguridades y miedos. Muestra tu entusiasmo por el puesto de trabajo y la organización. Haz saber al seleccionador de tus más importantes competencias y habilidades. Explícale por qué crees que eres el candidato ideal para el puesto.

Esta última pregunta es el resumen de cuanta preparación hayas dedicado al proceso de selección. Contra más hayas estudiado la empresa, tu personalidad, tus competencias y tus habilidades, más seguro/a hablarás. 

Y recuerda… demuestra tu actitud y aptitud al hacerlo.

Ahora que ya sabes cómo afrontar las preguntas garantizadas en una entrevista de trabajo ya solo te queda un paso… conseguir la entrevista. Encuentra el puesto de trabajo que buscas en TeRecluta.