Regresar a todos los árticulos

6 Consejos para ser contratado al terminar las prácticas

Todos nos hemos visto en la situación de estar trabajando en una empresa con un contrato de prácticas. Y lo que más nos hubiera gustado es que alguien nos diera algunos consejos para ser contratado al terminarlas.

A razón de esto, no nos andaremos por las ramas y te mostraremos los consejos más importantes para que te contraten.

Aprende de los que te rodean

Lo primero es lo primero. Si estás en un contrato de prácticas se espera que aprendas. Y eso es exactamente lo primero en lo que debes centrarte, sea la empresa que sea. Es por ello que desde Te Recluta te animamos a que preguntes, observes y analices a tus compañeros y compañeras. No te cohibas si no sabes hacer algo. Las prácticas están para que desarrolles tus competencias en un ambiente laboral.

Recuerda: Primero pregunta, luego actúa.

Por mucho que seas un becario, la empresa no puede permitirse ciertos errores. Debido a esto, lo mejor que puedes hacer es asegurarte de que tu trabajo será certero y que no entorpece el correcto desarrollo de otras actividades relacionadas con él.

Te puede interesar también → 6 Competencias digitales para conseguir trabajo.

Demuestra ser responsable

A pesar de que las empresas esperan de ti que preguntes y aprendas cometiendo los mínimos fallos posibles, las organizaciones querrán por encima de todo, que seas una persona responsable.

No solo se trata de que aceptes los errores y cargues con ellos y sus soluciones. Se trata, de hecho, de mostrarles tu entrega con el puesto y la empresa. Por ejemplo, una forma de mostrar entrega con un puesto de oficina puede ser cuidar tu vestimenta y el trato con clientes.

Además, todos estos detalles que muestren tu responsabilidad en las prácticas se verán reflejados en la opinión que tus compañeros y jefes tendrán de ti.

Evidencia tu actitud en el trabajo

La entrega es un punto vital en cualquier contratación. Asimismo, al terminar unas prácticas, tu actitud respecto al trabajo y la empresa será un aspecto fundamental para que te consideren en una contratación.

Para ello te recomendamos que realmente te involucres en el proceso de los proyectos y tareas que rodeen tu puesto. Es decir, trata de afrontar todas las tareas que se te pidan con un SI enorme en la frente. Aunque no permitas que te tomen el pelo, por supuesto.

La actitud de una persona destaca, sobre todo, ante aquellas tareas en las que desconoces parcial o totalmente como se llevan a cabo. Es ahí cuando el SÍ les va a impresionar. Gracias a esto, demostrarás que no solo te gusta afrontar retos y que confías en tus aptitudes, sino que te interesa cómo se llevan a cabo las cosas en la empresa y que quieres aportar tu visión única en cada proceso.

Se proactivo e identifica mejoras

Hace un momento hablábamos de la entrega en las diferentes tareas en que te vas a ver envuelto. Y es que la actitud tiene mucho que ver con la capacidad de identificar mejoras en las tareas y proyectos de la empresa.

Este es un aspecto vital para no solo ser contratado al terminar unas prácticas, sino para ser considerado como un diamante en bruto. Demostrar día tras día que tienes opinión y que quieres tener voto, es un aspecto vital en la trayectoria de un practicante.

Es por ello que te recomendamos que charles con los compañeros, jefes de equipo e incluso directivos, los aspectos que crees pueden ser mejorados o que crees deben ser cambiados. 

Pero recuerda, siempre que trates de proponer mejoras o cambios, primero deberás ponerte en la piel de la empresa. Deberás comprender si realmente el cambio merece la pena y ayuda a la empresa o es simplemente algo que puede esperar. Esto último lo advertimos porque una empresa no deja de ser una empresa. Y la prioridad número uno de estas organizaciones es ganar dinero. Por lo que, si cambiar la forma de acceder a una sala no es prioritaria, quizás será mejor guardarla para más adelante.

Se un buen compañero

Es muy importante que seas una buena persona, más que un buen compañero. Es decir, cuando estés de prácticas o en un trabajo estable, lo que más te gustará ver día tras día es una buena relación entre compañeros.

Además, esta es una cualidad muy valorada no solo por tus compañeros sino también por el departamento de recursos humanos (que es el responsable de reclutar personal😜).

Sé honesto y muéstrate colaborativo. Intenta ayudar en cuanto puedas a tus compañeros y sé amable con ellos. Con esto no solo conseguirás un buen ambiente de trabajo. También crearás lazos entre compañeros que, en un futuro cercano, te ayudarán también a ti.

Muestra tu interés por ser contratado

Este es un punto que a muchos se les escapa. Y es que, la mayoría de las empresas, funcionan de una forma jerárquica y, por tanto, en muchas ocasiones no tienen ojos en todos lados.

A razón de esto, te recomendamos que menciones abiertamente que te gusta la empresa. Y no solo lo hagas con tus compañeros. Si es necesario y aún no te han tomado en consideración, incluso puedes solicitar una reunión informal con alguno de tus jefes y transmitirle tus intenciones.

Ahora ya sabes 6 consejos para ser contratado al terminar las prácticas. Pero, ¿cuál es el primer paso? Pues conseguir un contrato de prácticas en una empresa acorde con tu carrera profesional. Encuentra tu trabajo ideal con Te Recluta ahora.